La realidad del IoT

La realidad del IoT

Aproximadamente un 60% de la población mundial está conectada a Internet, por lo que no es sorpresa que cada día existan más dispositivos cotidianos que dependen de la red de redes. El Internet de las Cosas, pretende para este y los años siguientes abordar algunos de los principales problemas sociales y económicos globales. Por lo que podremos ver sus aplicaciones centradas en la atención médica, la utilización de oficinas inteligentes y servicios de geolocalización, por ejemplo.

Además, está siendo impulsado por una inserción cada vez más profunda del 5G, por lo que entre más 5G exista, más IoT tendremos en nuestras vidas. 

¿Cuál es la realidad del IoT hoy en día?

  • Sanidad. El sector de la salud es uno de los que se ha visto más beneficiado. La telemedicina ha ayudado a minimizar el riesgo de contacto y mejora la comunicación entre paciente y doctor. También provee ayuda a personas mayores o con movilidad limitada y dota a los médicos de mayor información, la cual ayuda a realizar diagnósticos más asertivos.
  • Trabajo inteligente. ¿Necesitamos estar en una oficina o fábrica para realizar nuestro trabajo? La respuesta es no. El Internet de las Cosas puede ayudarnos con la gestión remota de activos, es decir conectar máquinas, dispositivos o productos y observar su rendimiento desde casa. De igual forma, mejora procesos, controla la calidad, disminuye errores y facilita la toma de decisiones.
  • Wearables. Queremos llevar con nosotros nuestra tecnología, por lo que el mercado de los wearables de marcas como Samsung o Google forma parte de nuestra rutina. Somos ya grandes aficionados de las gafas virtuales, bandas y relojes fitness o zapatillas inteligentes, que a través de sensores nos brindan información en tiempo real de nuestras actividades.
  • Disminución del tráfico. Uno de los problemas principales de las grandes ciudades es siempre el tráfico. El IoT juega un importante papel a través de conocidas apps como Google Maps o Waze. Algunas ciudades han ido un paso más adelante, como Londres. Desde hace años cuenta con sensores que designan sitios del parking, así los conductores encuentran parking de inmediato y sin necesidad de discutir con otros conductores.
  • Ahorro energético. ¡Más necesario que nunca! Los dispositivos smarthome que se sirven de IoT permiten gestionar su utilización desde el móvil, para evitar los gastos innecesarios. Además, algunos van más allá mostrando al consumidor patrones de consumo, lo que puede ayudar a ajustar el consumo energético.

La hiperconectividad es una realidad, en poco tiempo experimentaremos la época del IoT omnipresente. ¿Qué aplicación encuentras más útil?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *