El boom del comercio electrónico

El boom del comercio electrónico

Sus inicios se remontan en Estados Unidos a la venta por catálogo, y su fórmula es muy sencilla: Ingresas a un sitio web, añades un producto a la cesta, llenas un formulario con tu información y realizas el pago. Estamos hablando por supuesto del comercio electrónico, pero si ha existido desde hace años ¿por qué tardó tanto en explotar?

La base fundamental del e-commerce es la confianza. El no poder ver y tocar el producto, así como no conocer de primera mano al vendedor puede generar desconfianza, al igual que la seguridad en los métodos de pago online. Estos factores han jugado un papel fundamental a lo largo de los años en el comercio en nuestro país. Además, muchos consumidores nunca habían tenido necesidad de ingresar al mundo online para realizar una compra.

Sin embargo, todo esto cambió el año pasado con el desarrollo de la pandemia y el miedo a las aglomeraciones. En un informe recogido por la firma consultora Ideas Llyc  se detalla a un consumidor mucho más abierto a la utilización de canales digitales, así como más impaciente y exigente. Tendencias que ya veíamos desde hace algunos años pero que debido a la pandemia se han acentuado.

Todo esto, más el desarrollo de la tecnología han jugado en favor del comercio electrónico, el cual creció 36% en España solamente el año pasado. Lo que posicionó al país como el tercero con mayor crecimiento en este ámbito.

Asimismo, muchos consumidores que han tenido recientemente su primer acercamiento al comercio electrónico se han encontrado maravillados con la facilidad del mismo. Lo cual ha aumentado las posibilidades de que exista una recompra y con ello se ha ido fidelizando cada vez más el mercado.

Por el lado de las empresas también se ha generado un resultado positivo. Ya que a través de los canales digitales han obtenido mayor visibilidad y alcance. Y esto a su vez ha traído consigo la creación de nuevos modelos de negocio en los cuales no es necesario tener una tienda física.

Además, la integración en redes sociales de herramientas para realizar la compra desde la misma, así como los marketplaces han brindado tanto al consumidor como a las empresas la facilidad para seguir reforzando el vínculo comercial.

El comercio electrónico se está posicionando indudablemente como el modelo de compra actual y futuro en el mercado. Cada día más consumidores están confiando en las compras en línea y es una tendencia que seguirá creciendo. ¿Cómo crees que va a evolucionar el e-commerce en los próximos años?

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *