Tsunami tecnológico en CES 2015

CES 2015 ha echado el cierre a cuatro días intensos tecnológicamente hablando. Las cifras son abrumadoras. Alrededor de 150.000 visitantes y más de 20.000 productos nuevos de expositores procedentes de 140 países diferentes marcan el arranque de este año que promete toda una ola de soluciones para el llamado ‘Internet de la cosas’.

Sin duda, la agenda de la mayor feria de electrónica de consumo del mundo ha girado en torno a este ‘topic’: tiestos que detectan cuando la planta necesita ser regada, anillos con los que controlar cualquier dispositivo del hogar… y así hasta un sinfín de objetos cotidianos que ven su estética renovada y sus funciones actualizadas, más acorde con los tiempos que vivimos. Eso sí, a su alrededor, crece en paralelo todo un ecosistema de soluciones de conectividad que hagan posible este nuevo entorno always on, entre las que destacan las propuestas de TP-LINK: HS100, HS110 y HS200, que utilizan el servicio Cloud del fabricante para gestionar y administrar los dispositivos desde cualquier lugar. A través de aplicaciones gratuitas para sistemas operativos iOS y Android, el usuario puede para monitorizar de forma remota los dispositivos del hogar, al programar los equipos para su encendido y apagado, controlarlos manualmente y monitorizarlos en tiempo real tanto desde el propio hogar como fuera de él, siempre que tenga conexión a  Internet.

El año no ha hecho más que comenzar y, apenas repuestos del ‘atracón’ tecnológico que ha supuesto CES, el sector ya calienta motores para las próximas dos citas: Cebit 2015 y MWC. ¿Quién da más?