Priorizar la salud mental en las empresas

Priorizar la salud mental en las empresas

Según la OMS, la salud mental se define como «un estado de bienestar en el que cada individuo conoce su potencial, puede hacer frente a las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera”. En los primeros meses de la pandemia COVID-19, empezaron a surgir preocupaciones sobre una posible crisis de salud mental. Las cuarentenas obligatorias y el cambio masivo y repentino al trabajo a distancia dejaron a muchos empleados sintiéndose ansiosos, solos y deprimidos. Sin duda, priorizar la salud mental en las empresas contribuirá a mejorar el bienestar de los trabajadores haciendo que sean más productivos y valorados.

La salud mental se suele pasar por alto en los entornos laborales. No sólo sigue siendo un tema tabú para muchos, sino que puede ser menos visible que la salud física. Con mucha población trabajando desde casa, necesitamos centrarnos más que nunca en nuestra propia salud mental y en la de nuestra familia y amigos.

Estudios que lo avalan

La pandemia está cambiando radicalmente el entorno de trabajo. Muchas empresas tienen a sus empleados trabajando desde casa de manera indefinida. Muchos auguraban que en septiembre la cosas estarían más estables y se podría retomar la vieja rutina diaria. Ahora estamos en septiembre y parece ser que no es así porque se van alargando los plazos de vuelta. Gracias a la tecnología que tenemos a nuestra disposición esta transición tan repentina ha sido posible. Ha permitido continuar realizando nuestro trabajo, aunque lo que nos falta es el contacto humano. Esta falta de contacto físico se considera que es la principal desventaja para nuestro trabajo y que puede resentir más la salud mental.

Según se recoge en el estudio Harnessing-Technology-to-Address-the-Global-Mental-Health-Crisis, la globalización y los avances tecnológicos seguirán impulsando el crecimiento económico y la productividad en los años venideros. Se prevé que el impacto de la inteligencia artificial aumentar el PIB mundial. Esta transformación hacia una mayor productividad requerirá inevitablemente una modificación y readaptación de las prácticas de trabajo existentes.

Por eso, ante esta situación tan incierta y cambiante es normal sentir que nuestra salud mental y bienestar se resienten. Desde TP-Link, te proponemos algunos tips que puedes incorporar a tu día a día.

 

  • Crea un espacio en casa que asocies a la oficina. Crear un espacio de trabajo organizado y ameno, te ayudará a mantener una mentalidad productiva, positiva y motivada. El hecho de establecer un determinado lugar de casa como si nos encontrásemos en la oficina es importante para crear un clima de concentración y rutina. De esta forma, gestionaremos mejor las distracciones del hogar durante nuestro horario laboral.

 

  • No te aísles del resto de compañeros. Hay que tener en cuenta que el distanciamiento social no debe significar aislamiento social. Mantener una comunicación frecuente con tus compañeros de trabajo, pero también círculo cercano y salir de tu casa. Es importante organizar reuniones virtuales tanto formales, para hablar de trabajo, como informales para ponerse al día sobre cuál es el estado de ánimo de los trabajadores. Además, es idóneo durante las reuniones tener la cámara encendida porque así se consigue una sensación de cercanía. Las videollamadas son mucho más eficaces que una simple llamada de voz. Esto se debe a que viéndonos es más fácil conocer el ánimo y los sentimientos de los trabajadores, además de conocer lo que les preocupa. También, así se crean vínculos que responden a la necesidad de pertenencia de la plantilla.

 

  • Gestionar el estrés. Llevar tantos días en casa sin poder mantener relaciones sociales, sin poder realizar actividades deportivas, ha derivado en que muchas personas se sientan O incluso, puede ser el momento de la vuelta a la rutina también el que provoque el estrés. Debemos ir paso a paso y no querer abarcarlo todo a la vez, haciendo como si nada hubiera pasado. Desde las organizaciones es necesario establecer protocolos claros que velen por nuestra salud. Es fundamental que el empleado se sienta atendido y valorado por su organización. Los líderes deben implicarse y tener como prioridad el bienestar físico y emocional de sus empleados mientras elaboran el plan con ellos para al mismo tiempo seguir siendo productivos.

 

  • Nunca tengas miedo a solicitar ayuda. Si experimentas ansiedad, mal humor o cualquier otra afección no habitual, es importante que pidas ayuda antes de que la situación empeore. Ahora más que nunca, las empresas no pueden dejar que su compromiso con la salud y bienestar de sus empleados se debilite ante la situación que vivimos. Las principales dificultades experimentadas por los profesionales cuando trabajan desde casa son la falta de colaboración y comunicación, y el sentimiento de aislamiento por lo que debemos combatir estas consecuencias y garantizar nuestro propio bienestar.

 

Lo que estamos pasando no tiene precedentes. Con los equipos fuera de la oficina, tenemos que adaptarnos a la nueva normalidad. Mientras que necesitamos mantenernos enfocados en nuestros objetivos de negocio, no podemos perder de vista la necesidad de apoyarnos unos a otros, equilibrar nuestro día, y mantenernos conectados.

Si aún necesitan dispositivos para mejorar su experiencia trabajando desde casa para hacer el día a día más ameno disponemos en una gran variedad de dispositivos, ideales para cada caso, en el siguiente link.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *