Las powerbanks acaban con el temor del usuario móvil a quedarse desconectado

Las powerbanks acaban con el temor del usuario móvil a quedarse desconectado

MWC llega a ser agotador no solo para las personas sino también para los dispositivos inteligentes. Tanta información que procesar en cualquier formato hace que la batería se agote rápidamente… Una tragedia en este tipo de situaciones que puede estresar a cualquiera. Cuando la disponibilidad de nuestro dispositivo se ha convertido en algo tan crítico, es básico disponer de soluciones que garanticen nuestra autonomía y que no nos haga dependientes de enchufes o de tomas de corriente.

Las powerbanks o las baterías portátiles son la solución para evitar este tipo de situaciones. Si bien sólo el 54% de los usuarios españoles manifiesta utilizar este tipo de dispositivos, según el estudio “Hábitos de conectividad del usuario español” hecho público a finales de 2015, lo cierto es que está comprobado que llevar un powerbank ‘elimina’ la ansiedad que provoca que los  niveles de disponibilidad del dispositivo se sitúen por debajo del 20%.

Quizás por este motivo algunas empresas de servicios han aprovechado el filón de las powerbanks como objeto de merchandising. Sin embargo, como en todo, “no es oro todo lo que reluce”, y, generalmente, se trata de baterías de 2400mAH que únicamente permiten cargar una vez  el dispositivo. Las necesidades del usuario han evolucionado y se han sofisticado, tanto, que es habitual que lleve consigo más de un dispositivo inteligente aparte de su smartphone. Según estudio de la industria, sólo el 26% utiliza un único dispositivo mientras que el 55% de los usuarios confirma que lleva tres o más dispositivos ya sean consolas, tablets, ordenadores portátiles, notebooks, etc. En esta tesitura, una de estas baterías estándar puede ser de poca ayuda.

Se deben adquirir baterías versátiles, que sean capaces de cargar de forma simultánea múltiples dispositivos varias veces y que proporcionen al usuario la seguridad de que el dispositivo no sufre ningún daño. Hablamos de powerbanks de alta capacidad, de hasta 10400 mAH, como el modelo TL-PB10400, que, a través de dos puertos USB permiten cargar rápidamente dos dispositivos al mismo tiempo, que es compatible con dispositivos USB de entrada a 5V, y que ofrece múltiples protecciones de seguridad como protección frente a sobrecorriente, sobrecarga y sobrecalentamiento. Este modelo además incluye un botón de encendido/apagado, una pequeña linterna para las situaciones en las que necesitemos iluminación adicional y, lo más importante de todo, un indicador LED (con cuatro luces) que nos indica en todo momento la carga restante de la batería.

Hoy en día existen en el mercado múltiples posibilidades pero es importante fijarse  bien en las prestaciones con el objetivo de saber si darán respuesta a nuestras necesidades. Y esto no tiene que implicar siempre precios desorbitados… ¿No te lo crees? Pues pincha aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *