La alfabetización de datos, el nuevo lenguaje empresarial

La alfabetización de datos, el nuevo lenguaje empresarial

El mundo está inmerso en una revolución digital y de datos que hace unos años ni siquiera se nos hubiera pasado por la mente. Uno de los factores que ha impulsado esta revolución es la velocidad y el tamaño de los datos que manejamos hoy en día. La alfabetización de datos se podría definir como la capacidad de leer, analizar, trabajar y debatir con datos. Este proceso es esencial para el éxito de cualquier empresa, además de para capacitar a todos los empleados, independientemente de sus habilidades o funciones.

Para que las organizaciones tengan éxito con la alfabetización de datos, debe existir el marco mental adecuado y la cultura de alfabetización de datos. ¿Cómo puede una organización implementar la cultura adecuada para garantizar que comience a crecer en la alfabetización de datos?

El primer paso es definir correctamente el término cultura. Dentro de la alfabetización de datos, esto significa fomentar el crecimiento de la capacidad de leer, trabajar, analizar y discutir con los datos. Una palabra clave que queremos enfatizar dentro de la definición de cultivar es la palabra “cuidado”. La alfabetización de datos y su cultura deben ser cuidados. El mensaje de alfabetización de datos debe abordarse y enseñarse de manera que todas las partes de la organización comprendan su esencia.

Alfabetización de datos para tomar mejores decisiones

Una vez que los líderes de la organización adquieren la plena alfabetización de datos, estarán dispuestos a ayudar a otros a tener éxito. Esto se debe a que ayudará a utilizar esa información para comprender y tomar decisiones en toda la empresa. El problema que se plantea es la brecha que existe entre el deseo de implantar una cultura data driven y la capacidad real de los trabajadores de crear valor empresarial.

Esta es la principal conclusión que se desprende del informe «The Human Impact of Data Literacy», que ha realizado 9.000 encuestas a trabajadores de todo el mundo. En el estudio se ha analizado la productividad de los trabajadores en base al uso y análisis de los datos. Los datos que destacan son que el 87% de los empleados encuestados reconoce que los datos son un activo de gran valor. Por otro lado, solo el 25% cree que está completamente preparado para utilizarlos de manera efectiva. También, el 48% de los trabajadores se basa en intuiciones cuando deben tomar decisiones estratégicas para el negocio en vez de basarse en datos.

La manera más fácil de revertir la situación es a través de la formación y herramientas necesarias. De esta forma se permitirá a los trabajadores sacar todo el partido a los datos de manera fácil y eficiente. Esperar que los trabajadores empleen datos sin proporcionarles la formación y las herramientas adecuadas no es viable.

El objetivo debe ser tener una comunidad global que se emplee a fondo por interpretar los datos. Además, de construir un debate pleno y desarrollar las herramientas necesarias para una correcta y exitosa alfabetización de datos en las empresas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *