Entre ‘piratas’ anda el juego

Entre ‘piratas’ anda el juego

Se acaba de hacer público el primer Observatorio de Piratería y Hábitos de Consumo de Contenidos Digitales (2014) y los datos son devastadores: El 87,94% de los contenidos culturales consumidos online en España en 2014 fueron ilegales, tres puntos porcentuales más que en 2013.

Las cifras manifiestan que cada año se baten nuevos récords. Y es que los 4.455 millones de contenidos digitales a los que si se accedieron de forma ilegal,  habrían generado, en el caso de que se hubieran producido por los cauces legales, un negocio de 1.700 millones de euros para la industria, dinero que habría ayudado a crear más de 29.000 empleos.

De acuerdo con el estudio, el sector más afectado es el cine, que acapara el 38% de todos los accesos a contenidos ilegales, seguido por las series, donde por primera vez los partidos de fútbol engrosan esta penosa lista.

Esta tendencia, muy a nuestro pesar, al alza, también es el talón de Aquiles de la industria española TIC. Según el último estudio realizado por IDC  para la BSA,  en 2013 un 45% del software instalado en ordenadores personales no estaba correctamente licenciado, lo que representa 758 millones de euros. Una tasa, muy alejada de la media europea que el estudio sitúa en el 31 por ciento en 2013.

Está claro que el aumento progresivo de la piratería no beneficia a nadie y que las campañas institucionales han demostrado ser estériles para atajar este problema. A las cifras me remito. Es evidente que la concienciación del usuario pasa inevitablemente por otras medidas que, a lo mejor, lleguen más… al bolsillo.