El futuro del retail: Realidad Virtual y Realidad Aumentada

El futuro del retail: Realidad Virtual y Realidad Aumentada

La transformación digital ha modificado la forma de vivir de las personas. Los hábitos de consumo ya no son los mismos y las empresas tienen que amoldarse a un nuevo modelo de negocio para sobrevivir.

El desarrollo tecnológico ha provocado que la realidad virtual y la realidad aumentada cobren más protagonismo, dando paso a nuevas formas de interacción entre las marcas y sus públicos. La realidad aumentada (AR) está destinada a convertirse en el futuro del retail.

Según datos de la consultora tecnológica IDC, en 2020 más del 50% de las grandes empresas europeas pusieron en marcha una estrategia de realidad aumentada y/o virtual.

“GOOGLE CONFIRMÓ EN LA REVISTA FORBES QUE EL 61% DE LOS CONSUMIDORES PREFIEREN LOS COMERCIOS QUE OFRECEN EXPERIENCIAS DE REALIDAD AUMENTADA.”

¿Qué es la Realidad Aumentada?

La Realidad Aumentada es la tecnología que permite la aplicación de elementos digitales en situaciones reales, a través de dispositivos como móviles, tablets o gafas digitales.

La tecnología AR es útil y novedosa para los consumidores. Cada vez son más los e-commerce que implantan estas nuevas herramientas, ya que facilitan la experiencia de compra de los usuarios permitiéndoles conocer información extra de los productos y dándoles la oportunidad de probar antes de comprar. Con esta tecnología se logran mejores resultados y se ofrece un valor añadido a cada producto.

 

App de realidad aumentada de IKEA

 

La Realidad Aumentada en retail es el futuro

El sector retail en la venta online se enfrenta principalmente a la duda del consumidor sobre los productos. Ésta ha sido causada por la falta de contacto directo con el artículo que se piensa comprar. La realidad aumentada, tiene como objetivo romper esa frontera entre lo físico y lo digital, generando una mejor relación cliente-marca y mejorando la experiencia de usuario.

Tanto la realidad aumentada como la realidad virtual aportan al retail buenas oportunidades. Es importante destacar la diferencia entre los dos conceptos: mientras que la primera combina elementos reales con otros digitales, la segunda traslada al usuario a una realidad inexistente, un mundo completamente digital.

La realidad aumentada no solo mejora la experiencia de usuario, sino que también genera numerosas posibilidades de venta. Por esta razón, aunque las dos están en crecimiento, la industria del retail se ha centrado en la tecnología AR frente a la realidad virtual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *