6 hábitos del nuevo consumidor pospandemia

6 hábitos del nuevo consumidor pospandemia

El consumo está en constante transformación. Con la llegada y desarrollo de nuevas tecnologías, los hábitos de consumo de la sociedad evolucionaron notablemente; sin embargo, lo que es innegable es que la pandemia ha dinamitado y acelerado este proceso. Debido a la crisis sanitaria, la sociedad modificó su escala de valores, cambió sus comportamientos y aprendió, a pasos agigantados, a valorar cosas que antes no apreciaba; dando lugar así a un nuevo consumidor. Ahora prevalece el cómo y no el qué; la calidad y no la cantidad; lo digital y no lo analógico.

Pero, ¿cómo es realmente el nuevo consumidor? Aquí detallamos algunas de sus principales características:

Consumidor cocooner y digital

El cocooning, o esta tendencia de hacerlo todo desde casa, ya era una práctica habitual gracias al desarrollo de internet, el entretenimiento y la tecnología, pero se ha extendido aun más a raíz de la pandemia. Acostumbrados a pasar largos periodos en los hogares, los consumidores han digitalizado gran parte de sus hábitos. De hecho, durante la pandemia, el e-commerce batió récords a nivel mundial. En vez de ir a restaurantes, ahora se apuntan al delivery; compran los alimentos por internet y no en el supermercado; y el cine, debido en parte a los precios, ha dejado paso a plataformas de entretenimiento como Netflix y HBO en las que buceamos durante horas para dar con una nueva serie que nos enganche.

Consumidor sostenible

La consciencia medioambiental ha calado de tal forma en la sociedad, que los consumidores se inclinan cada vez más por empresas y marcas que demuestren su compromiso con la sostenibilidad, la reducción de emisiones o la economía circular, entre otros factores. Según un barómetro de la consultora Kantar, un tercio de los españoles adquirirá un mayor número de artículos de marcas socialmente responsables; mientras que la AECOC afirma que un 17% de los consumidores valora más el producto ecológico que al inicio de la pandemia.

Consumidor saludable

Si algo hemos aprendido de la pandemia es a valorar la salud propia y la de los nuestros. Este cambio de paradigma sitúa el bienestar, sobre todo emocional, la nutrición, el ejercicio físico y un estilo de vida saludable en el foco de los intereses de los consumidores. Por ese motivo, tienden a comer de forma más saludable con ingredientes y alimentos naturales, se mantienen en forma física y mentalmente y dedican tiempo al autocuidado.

Consumidor infiel

La lealtad ya no se regala. Antes era muy común que los consumidores fueran fieles a sus marcas de cabecera. Ahora, la variedad que ofrece el mercado y la sobreinformación con la que cuenta la sociedad, hace que los compradores sean infieles y estén abiertos a probar cosas nuevas. Si no encuentran lo que buscan en un sitio, no dudarán en acudir a otras marcas hasta dar con lo que necesitan.

Consumidor emocional

Según el informe Tendencias Consumidor 2022 de Llyc, el consumidor ya no quiere recibir más mensajes dramáticos de las marcas. Lo que busca es la felicidad y el positivismo real que le permita evadirse de los momentos difíciles que atraviesa a nivel social, sanitario y económico, con vínculos emocionales, cercanos y optimistas. Por todo ello, se puede afirmar que el nuevo consumidor pospandemia es más emocional que racional.

Consumidor impaciente

La inmediatez mueve nuestro mundo. La sociedad está acostumbrada a tener todo lo que necesita en un corto periodo de tiempo; y esto no es distinto para los consumidores. La tecnología les ha transformado en seres impacientes que odian esperar y todo lo quieren para ya, a golpe de clic y en cuestión de horas, ya sean artículos, información o servicios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.