5 consejos para ayudar a tus hijos a desconectar de la tecnología

5 consejos para ayudar a tus hijos a desconectar de la tecnología

Actualmente la tecnología está presente en todos los ámbitos de nuestra vida. Usamos internet para trabajar, para actividades de ocio e, incluso, para socializar. En el caso de los niños, puede llegar a ocasionar un problema la dependencia tecnológica. Según Unicef, el 58% de los niños entre 9 y 16 años utiliza internet todos los días durante más de una hora. En vista de estos datos, te ofrecemos algunos consejos para ayudar a tus hijos a desconectar de la tecnología.

Es muy importante hacer entender a nuestros hijos que la tecnología no es mala. Se trata una herramienta muy eficaz a la hora de aprender y, en estos tiempos tan difíciles, a la hora de estar conectado con las personas que están lejos.

No obstante, no deben basar sus relaciones ni todas sus horas en ocio en aparatos tecnológicos. A continuación, te contamos 5 consejos para ayudar a tus hijos a desconectar de la tecnología:

  • Limitar el tiempo de pantalla. Es muy importante establecer horarios para el uso de las pantallas. Si bien el estudio suele ir ligado a ellas, es fundamental limitar las horas de ocio relacionadas con la tecnología.
  • Promover actividades al aire libre. La mejor manera de que los niños se olviden de la tecnología por un rato es realizar todo tipo de actividades al aire libre. Si bien dada la situación actual, las salidas son más escasas y con menos compañía, el deporte en familia puede ser una buena opción.
  • Ayúdales a encontrar un hobby “analógico”. No todos los hobbies deben estar relacionados con la tecnología. Ayuda a tu hijo a encontrar su actividad analógica favorita experimentando con algunas de ellas: manualidades, dibujo, lectura, juegos de mesa… Tus hijos se sentirán completos al realizar algo que les guste.
  • Promover la “hora en familia”. La comunicación familiar es muy importante para el correcto desarrollo de tus hijos. Con el ritmo de vida actual esto cada vez resulta más complicado. Promover la hora en familia, como las cenas sin televisión ni tecnología os ayudará a conectar.
  • Ser modelo de conducta. Lo más importante de todo es predicar con el ejemplo. Dirigirnos a nuestros hijos mientras prestamos atención al móvil sólo refuerza su dependencia de la tecnología.

Los niños deben conocer lo bueno de la tecnología, pero sin llegar a depender de ella. Un buen control parental en los dispositivos que usan nuestros hijos también es una herramienta esencial para que tengan una relación sana con la tecnología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *