4 consejos para mejorar la señal Wi-Fi de tu hogar

4 consejos para mejorar la señal Wi-Fi de tu hogar

¿Has sufrido alguna vez una señal Wi-Fi muy débil o casi inexistente en habitaciones específicas de tu casa? ¿Alguna vez la señal inalámbrica desaparece en ciertos rincones de tu apartamento? Ten cuidado, puede tratarse de una zona muerta Wi-Fi y en este post te enseñamos cómo revivirlas.

Llamamos zona muerta Wi-Fi al área donde se supone que existe cobertura inalámbrica, pero los dispositivos no se conectan a Internet. Con los router que las compañías proporcionan habitualmente, es común tener zonas muertas. Las causas pueden ser:

Interferencias de señal

Las señales Wi-Fi se transmiten a través de ondas de radio y muchos elementos pueden interferir con ellas o incluso bloquearlas.

Áreas a las que la señal no llega

La señal de un router simple apenas puede llegar a cada esquina, por lo que las áreas descubiertas se convierten en zonas muertas.

Dispositivos con baja sensibilidad

Es posible que algunos dispositivos no tengan antenas suficientemente potentes para recibir las señales Wi-Fi más débiles.

Para las dos primeras causas, puedes intentar resolver el problema con tu router siguiendo los consejos que te damos a continuación. Si el problema persiste, puede instalar dispositivos que amplifiquen la cobertura de la señal.

4 consejos para eliminar las zonas muertas con tu router

  1. Actualizar el firmware.

Comencemos con un consejo básico pero útil. Comprueba si hay alguna actualización de la versión del firmware de tu router. En caso afirmativo, descarga la última versión del y actualízala consultando la guía del usuario. El firmware más reciente ayudará a mejorar la estabilidad, la funcionalidad y el rendimiento de tu router.

 

  1. Ajusta las antenas.

Cuando tu router ya esté actualizado con la última versión de firmware, ajusta la dirección de sus antenas y asegúrate de que apunten verticalmente hacia arriba. La cobertura inalámbrica puede alcanzar el máximo cuando las antenas están en dirección vertical.

 

  1. Identifica obstáculos.

Los pueden dificultar la transmisión de las ondas de radio. Para evitar interferencias y eliminar zonas muertas, mueve los obstáculos o el propio router. Normalmente, los objetos metálicos grandes, los muebles de gran tamaño y los dispositivos que también utilizan ondas de radio para funcionar son los responsables de estas molestias.

 

  1. Utiliza una conexión por cable.

Si aún persisten las zonas muertas, puedes utilizar una conexión con cable si el dispositivo dispone de puerto Ethernet.

 

En resumen, cuando encontramos zonas muertas en casa, la primera opción es intentar solucionarlo con el router. En el caso de que estos cambios no ‘revivan’ las zonas muertas, se puede considerar la instalación de productos que amplíen la señal Wi-Fi como repetidores, puntos de acceso o PLC. Permanece atento al post de la próxima semana, en el que te explicaremos qué dispositivos para mejorar tu Wi-Fi existen y sus características.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *